Estar preocupado ante cualquier problema de la vida, parece ser algo completamente normal, pero cuando esta angustia se transforma en depresión o en estrés lo único que ocasiona es complicar más nuestro estado emocional y nos impide tener el pensamiento lo suficientemente enfocado para encontrar soluciones. La preocupación crónica es un mal hábito mental que se puede superar entrenando el cerebro para mantener la calma, ver la vida desde una perspectiva más positiva y enfocarse en buscar la solución. Para esto, suelo pasar por un proceso de 3 pasos:

Es normal que un problema te cause preocupación, pero el problema real radica en la manera como lidiamos con él: no comes, no duermes, te estresas y te deprimes, creando círculos viciosos de los cuáles no puedes salir. Lo importante no es mostrar que estás angustiado, mejor descansa, come, trata de relajarte pero ACTÚA y toma el control.
  1. Aceptación: identifico que ha llegado este momento cuando dejo de dar vueltas alrededor de los arrepentimientos por las decisiones que tomé o que no tomé y me trajeron a la situación de crisis, ya puedo decir: ok, esto es lo que hay… ¿Qué hago ahora?
  • Flexibilidad: Trato de mantener la mente. El hecho de reinventarme supone la capacidad de adaptarme a situaciones a las que nunca me había enfrentado o que jamás consideré posibles. Hay que ir más allá de la zona de confort y estar dispuestos a probar soluciones que nunca me imaginé que podrían funcionar para mí.
  • Crear soluciones: He comprobado que la mente funciona mejor si tienes suficiente información en ella. Durante este paso, normalmente estoy investigando mucho todo tipo de datos que me puedan mostrar salidas que no conozco por ignorancia.
  • Mira tus problemas como piezas de rompecabezas, y comienza a solucionar uno por uno, en lugar de intentar resolverlo todo de una sola vez. Así evitarás sentirte frustrado y verás como poco a poco tus inconvenientes serán cada vez más pequeños.

Por último, concéntrate en todas aquellas buenas prácticas que te haga sentir mejor: rodéate de gente positiva, lee literatura optimista, mira películas inspiradoras e intenta manejar tus pensamientos a favor de tus metas, verás como el tiempo pasará rápidamente mientras vas superando uno a uno todos tus obstáculos, o al menos, la mayoría de ellos.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Top
%d bloggers like this: